Tus derechos de autor están a salvo?

martes, 29 de septiembre de 2009

NOTICIAS DE LA OMPI

En su declaración de apertura de la serie de reuniones anuales de las Asambleas de los Estados miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), el Director General Francis Gurry pidió a los Estados miembros que colaboren para velar por que el sistema de P.I. sirva de estímulo a la hora de buscar soluciones a los problemas mundiales que afrontan los encargados de formular políticas en todo el mundo.

El Sr. Gurry dio la bienvenida a más de 40 ministros que tomarán parte en la sesión de alto nivel que se organiza por primera vez en esas reuniones. El Sr. Gurry declaró que su participación refleja el reconocimiento cada vez mayor de que “la P.I. sigue siendo considerada el principal medio de crear un entorno seguro para las inversiones, la innovación y la creatividad y la difusión de productos y servicios innovadores y creativos”. El Sr. Gurry hizo un llamamiento a los 184 Estados miembros de la Organización a fin de que encuentren un “modo equilibrado de avanzar” en la actividad normativa de la Organización, y les instó a hacer gala de la flexibilidad y comprensión necesarias para examinar las cuestiones que se les plantean.

El Señor Gurry señaló los avances realizados en el proceso de renovación organizativa que forma parte del programa de alineación estratégica de la Organización y esbozó las distintas iniciativas emprendidas para fomentar una cultura orientada hacia la prestación de servicios en la OMPI. El Sr. Gurry prosiguió exponiendo algunos de los desafíos más importantes que afrontan la Organización y la comunidad de P.I. en general.

Con respecto a la repercusión de la crisis económica mundial, el Sr. Gurry dijo que en 2009 se prevén unos índices de crecimientos negativos en el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (-5%) y en el Sistema de Madrid de registro internacional de marcas (–10%). El Sr. Gurry señaló que si bien se espera que a lo largo de 2010 permanezca estacionaria la demanda de servicios de la Organización, que genera el 93% de sus ingresos, confía en que esta se reactive en 2011. El Sr. Gurry señaló que, a pesar de los efectos a corto plazo de la crisis económica, “es evidente que la tendencia a largo plazo es hacia la intensificación constante del uso del sistema de P.I. en el que los conocimientos y la educación constituyen el elemento central de la economía, el desarrollo y el cambio social”.

Al tratar de la cuestión del desarrollo y la reducción de la pobreza, el Sr. Gurry dijo que aumentar la capacidad de participación de los países en desarrollo y los países menos adelantados (PMA) en la economía de los conocimientos y en sus beneficios constituye el principio en que se basa la adopción del Programa de la OMPI para el Desarrollo. “Ahora nos encontramos en la etapa en que hemos de transformar esa idea en una realidad práctica” afirmó el Sr. Gurry, y añadió lo siguiente: “Esa transformación sólo tendrá lugar con el esfuerzo y el empeño conjuntos de los Estados miembros y la Secretaría”. El Sr. Gurry hizo hincapié en la necesidad de que los Estados miembros y la Secretaría sean ambiciosos e identifiquen y ejecuten proyectos que permitan obtener resultados tangibles. El Director General afirmó que en las actividades tradicionales de la OMPI de fortalecimiento de las capacidades se tratará de establecer “una mayor vinculación entre los objetivos, prioridades y recursos económicos de los países para que el sistema de P.I. esté a la altura de las circunstancias económicas y la sociedad a la que sirve”.

El Director General exhortó a los Estados miembros a que encuentren puntos de convergencia para avanzar en la labor normativa de la Organización. En caso contrario, afirmó el Director General, resultará perjudicado el multilateralismo y se dará paso a acuerdos bilaterales y plurilaterales en un momento en que se está intensificando en todo el mundo el uso de las tecnologías. El Sr. Gurry afirmó lo siguiente: “La implantación mundial de las tecnologías exige una arquitectura normativa mundial que garantice la disponibilidad efectiva de esas tecnologías en todo el mundo.”

Asimismo, el Sr. Gurry declaró lo siguiente: “Para seguir siendo un órgano normativo relevante, la Organización ha de poder ocuparse de todas las frecuencias del espectro del desarrollo tecnológico… ha de poder dictar normas para los avances de la tecnología más recientes y para los sistemas de conocimientos tradicionales… en realidad, una organización mundial debe poder ocuparse de todos los ámbitos del espectro.” A ese respecto, el Sr. Gurry pidió a los Estados miembros que “hagan gala de la flexibilidad y comprensión necesarias” para renovar el mandato del Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore (CIG) de manera que se puedan obtener resultados tangibles a nivel internacional.

En cuanto a la cuestión del derecho de autor en el entorno digital, el Sr. Gurry aludió a los “turbulentos cambios” que se están produciendo y que “ponen en tela de juicio el derecho de autor como institución”. El Sr. Gurry afirmó que a pesar de que el objetivo del derecho de autor consiste en “proporcionar un mecanismo comercial que permita extraer valor a partir de las transacciones culturales, de modo que los creadores puedan vivir dignamente de sus creaciones y, a la vez, asegurar la mayor disponibilidad posible de esas creaciones en condiciones accesibles”, lo que está en juego son “los medios de lograr ese objetivo, habida cuenta del auge del entorno digital.”

El Director General pidió a los Estados miembros que consideren la posibilidad de celebrar “consultas a nivel mundial”, el año que viene, para reflexionar sobre la cuestión tan fundamental de los medios de financiación de la cultura en el siglo XXI. El Sr. Gurry señaló que la piratería constituye un problema mundial y pidió a los gobiernos que se planteen la pregunta siguiente: “¿Cómo podemos hacer el valer el derecho de autor en el entorno digital cuando no es posible diferenciar la calidad de los originales y las copias, y cuando los medios de reproducción y de distribución están al alcance de cualquiera por un precio insignificante?”

En relación con la nueva meta estratégica denominada “Coordinación y desarrollo de la infraestructura mundial de P.I.” para establecer plataformas de intercambio y difusión de prácticas óptimas, el Director General citó varios resultados concretos que ya se han obtenido. Entre estos figuran la creación de programas de digitalización destinados a las oficinas de los países en desarrollo y la instauración de centros de tecnología e innovación, y la puesta en marcha de bases de datos mediante las que los países menos adelantados tienen acceso a publicaciones científicas y técnicas de manera gratuita.

En este sentido, el Director General mencionó la hoja de ruta del PCT que tiene por fin mejorar el funcionamiento del Tratado de Cooperación en materia de Patentes, un tratado procedimental que vincula a las oficinas de patentes de todo el mundo. El Director General añadió lo siguiente: “También tiene por objetivo encontrar el modo de intensificar, con carácter voluntario, las actividades de división del trabajo entre dichas oficinas, disminuir las posibles ineficiencias, mejorar la calidad de los resultados del sistema internacional de patentes y, de este modo, contribuir a reducir el apreciable volumen de trabajo atrasado respecto de la tramitación de 4.200.000 solicitudes de patente en el mundo que todavía no han sido examinadas.” El Sr. Gurry hizo hincapié en que no se trata de una actividad normativa. Asimismo, mencionó varias iniciativas plurilaterales para examinar esta cuestión y declaró que el objetivo de la hoja de ruta es reunir todas esas iniciativas bajo la égida multilateral del PCT.

Por último, el Director General destacó el renovado compromiso de la OMPI a la hora de participar en los debates sobre cuestiones mundiales de política pública, como la del cambio climático, y declaró que, “la innovación tecnológica será esencial en las iniciativas mundiales que se adopten para afrontar los problemas derivados del cambio climático”. Asimismo, añadió lo siguiente: “La experiencia del sistema de P.I. y de la comunidad de P.I. en la creación, comercialización y difusión o transferencia de tecnología puede aportar una contribución muy positiva”. El Sr. Gurry también mencionó la creación de una plataforma con los sectores interesados para mejorar el acceso que tienen las personas con discapacidad visual a obras publicadas.

El Sr. Gurry dio las gracias por la labor desempeñada al Presidente saliente de la Asamblea General de la OMPI, Embajador Martin I. Uhomoibhi, Representante Permanente de Nigeria ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra. El Embajador Uhomoibhi instó a los delegados a que colaboren para hallar soluciones a los desafíos que afrontan la OMPI y la comunidad de la P.I. en general. El recientemente elegido Presidente de la Asamblea General, Embajador Alberto Dumont, Representante Permanente de la Argentina ante la Oficina de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales en Ginebra, dijo que las Asambleas ofrecen la oportunidad de establecer estrategias para afrontar los nuevos desafíos e instó a los delegados a que colaboren y muestren flexibilidad en los debates para promover el objetivo común de garantizar que la OMPI siga creando programas al servicio del bienestar general.

El Embajador Dumont saludó la convocatoria de la sesión ministerial de alto nivel, que tiene lugar por primera vez en la historia de la OMPI. Según afirmó el Embajador, esto constituye una “clara demostración de la importancia que ha adquirido la P.I. en el ámbito de la política pública y, por lo tanto, en los círculos capacitados para la toma de decisiones en los gobiernos. La sesión de alto nivel constituye un foro singular para los casi 50 ministros que nos honran con su presencia y en ella se pondrán de manifiesto las oportunidades y los desafíos que tendrán que afrontar los encargados de formular políticas en el futuro.”

Las Asambleas de los Estados miembros de la OMPI se reunirán en Ginebra del 22 de septiembre al 1 de octubre de 2009 para pasar revista a las actividades realizadas y examinar la labor futura de la Organización.

Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación:

* Tel.: (+41 22) 338 81 61 ó 338 95 47
* Fax: (+41 22) 338 82 80.
* Correo-e: publicinf@wipo.int

Fuente: http://www.wipo.int/pressroom/es/articles/2009/article_0036.html



No hay comentarios: