Tus derechos de autor están a salvo?

viernes, 16 de julio de 2010

ARGENTINA APROBÓ MATRIMONIO GAY.

Nueva ley. El Senado avala la norma tras de 15 horas de debate Argentina es el primer país de América Latina en reconocer el matrimonio homosexual Denuncia de la Conferencia Episcopal

BUENOS AIRES | EL PAÍS DE MADRID Y LA NACIÓN / GDA

A las cuatro de la madrugada y tras 15 horas de acalorada discusión, el Senado aprobó en reñida votación la ley que autoriza el matrimonio homosexual, por primera vez en América Latina. La norma dividió a los argentinos y aún genera polémica.

Los centenares de hombres y mujeres que, pese al frío, esperaron a pie firme en la plaza frente al Parlamento durante el eterno debate prorrumpieron en gritos y cánticos al escuchar el resultado. La votación final, 33 a favor, 27 en contra, 3 abstenciones y nueve senadores ausentes, no refleja la enorme tensión y las dudas que rodearon hasta el último minuto la aprobación del proyecto de ley, combatido con todas sus fuerzas por la jerarquía de la Iglesia Católica y por las Iglesias evangélicas, que llegaron a calificarlo de "plan del demonio".

La Iglesia quemó sus últimos cartuchos con una gran manifestación frente al Senado pocas horas antes de que se abriera la discusión sobre el matrimonio gay, ya aprobado por la Cámara de Diputados. La jerarquía eclesiástica apostó fuerte para intentar atraer a una mayoría de los 72 senadores (tres por provincia) que componen la Cámara Alta y varios de ellos, de diferentes grupos políticos, estuvieron indecisos hasta el final. Las llamadas de teléfono, presionando en uno u otro sentido, inundaron durante la sesión parlamentaria los celulares de los senadores indecisos.

Por otra parte, también estuvo especialmente activo el ex presidente Néstor Kirchner, que es diputado, y no podía estar presente en el Senado, pero que puso en juego todos sus recursos para que el proyecto de ley saliera adelante. La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, que también apoyó el matrimonio gay, se encontraba de viaje en China, adonde la acompañaron dos senadoras que inicialmente se habían pronunciado contra el matrimonio gay.

La mandataria fue una de las primeras en saludar ayer la aprobación de la ley. "Estoy muy satisfecha. Ha sido un paso positivo", destacó la presidenta desde Shangai. Fernández volvió a arremeter contra la Iglesia por la manera en que planteó su oposición al proyecto. "No estaba de acuerdo con el discurso que rodeaba el debate. El hecho de que se hablase de guerra de Dios, por ejemplo, mostraba una radicalización que no resultaba positiva de ninguna manera", planteó.

Y agregó: "Si pensamos que hace 50 años las mujeres no podían votar y no hace mucho en EE.UU. no podía haber casamientos interraciales, y en Argentina la única forma de contraer matrimonio era a través de la Iglesia y nos encontramos cómo ha cambiado todo, podemos pensar que este ha sido un paso positivo que defiende el derecho de la minoría".

Algunos parlamentarios que votaron a favor de la ley reconocieron que parte de su electorado no comprendería su vo-to. El peronista disidente Luis Juez afirmó que votaría a favor y que "al día siguiente seguiría siendo el mismo tipo cristiano y fanático de la Virgen" que ha sido siempre porque lo que se discutía era "un tema de igualdad ante la ley". Las mayores dudas partieron de las filas de los radicales, que pidieron rechazar esta ley y consolidar un nuevo tipo de unión civil, que no se denominara matrimonio y que no permitiera a las parejas homosexuales la adopción, tal y como sucede en Uruguay.

La jerarquía de la Iglesia no reaccionó inmediatamente a la aprobación del matrimonio gay, aunque Justo Carbajales, representante del departamento de laicos de la Conferencia Episcopal Argentina habló de la existencia de un pacto detrás de la ciudadanía. "Hay un gran enojo y una gran frustración, sobre todo, de los ciudadanos de las provincias por haber visto a muchos de sus senadores hacer lo contrario de lo que habían prometido públicamente o haberse ausentado a la hora de la votación", aseguró. "Se va a denunciar públicamente a aquellos que fijaron una posición en contra y votaron a favor del proyecto, mintiéndole a su electorado. La gente no quiere que la defrauden más", subrayó.
Reacciones de algunos protagonistas

Guillermo Cartasso

Asesor laico de la Conferencia Episcopal de argentina

La aprobación de la ley que autoriza el matrimonio homosexual "violenta el principio de igualdad, ya que se pretende tratar de idéntica manera a situaciones que evidentemente no son idénticas entre sí".

Cristina Fernández

presidenta argentina

"Es un paso positivo que defiende el derecho de la minoría en la Argentina", dijo desde China. "No estaba de acuerdo con el discurso que rodeaba el debate", agregó la mandataria al continuar con sus críticas a la Iglesia.

María Rachid

Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales

"Ha ganado la no discriminación, la igualdad y la democracia. Es legítimo que haya un sector de la sociedad que no esté de acuerdo. Lo que no está bien es que intente imponerlo al conjunto de la gente".
Leyes en el resto del mundo

HOLANDA: Tras haber creado en 1998 una unión civil abierta a los homosexuales, Holanda fue, en abril de 2001, el primer país en autorizar el casamiento civil a parejas del mismo sexo. Las obligaciones y derechos de los cónyuges son idénticos a los de miembros de matrimonios heterosexuales, entre ellos la adopción.

BÉLGICA: Los casamientos entre homosexuales están autorizados desde junio de 2003. Las parejas gays tienen los mismos derechos que las parejas heterosexuales.

ESPAÑA: El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero legalizó en julio de 2005 el casamiento entre personas del mismo sexo. Estas parejas, casadas o no, tienen también la posibilidad de adoptar.

CANADÁ: La ley sobre el casamiento de parejas homosexuales y el derecho a adoptar entró en vigencia en julio de 2005. Anteriormente, la mayoría de las provincias canadienses ya autorizaban la unión entre personas del mismo sexo.

SUDÁFRICA: En noviembre de 2006, Sudáfrica se transformó en el primer país de África en legalizar la unión entre dos personas del mismo sexo por "casamiento" o "unión civil".

NORUEGA: Una ley de enero de 2009 pone en un pie de igualdad las parejas homosexuales, tanto para el casamiento y la adopción como para la asistencia a la fecundación. Desde 1993, contaban con la posibilidad de unión civil.

SUECIA: Pionera en materia de derecho de adopción, desde mayo de 2009 permite a las parejas homosexuales casarse por civil o religiosamente. Desde 1995, estaban autorizadas a unirse por `unión civil`.

PORTUGAL: Una ley, que entró en vigencia en junio de 2010, modifica la definición de casamiento al suprimir la referencia a "de diferente sexo". Excluye el derecho a adoptar.

ISLANDIA: La primera ministra, Johanna Sigurdardottir, se casó con su compañera el 27 de junio, día de la entrada en vigencia de la ley que legalizó los casamientos homosexuales. Hasta entonces sólo podían unirse legalmente.

OTROS CASOS: En EE.UU., cinco estados autorizaron el casamiento gay: Iowa, Connecticut, Massachusetts, Vermont y New Hampshire y Washington. En México sólo en el distrito federal. Otros países han adoptado legislaciones respecto a la unión civil: Dinamarca abrió en 1989 la vía al crear una "unión registrada", Francia (1999), Alemania (2001), Finlandia (2002), Nueva Zelanda (2004), Reino Unido (2005) República Checa (2006), Suiza (2007), Uruguay y Colombia.

Fuente: "El País digital", viernes 16 de julio de 2010.

2 comentarios:

Paula dijo...

muy bueno
pero en mi post habia dicho los primeros en latinoamerica

Mariannela Campi dijo...

Gracias, Paula, pero lo único que hice fue transcribir la noticia del diario. Si miras bien, en el encabezamiento dice "el primer país de América Latina". Gracias por tu comentario.